Clamidia

C/ Rey Mudafar, 8
06006 Badajoz
Tel +34 924 27 28 92

Es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), causada por una bacteria, más comunes de nuestro entorno. Puede infectar la vagina, el cuello del útero, las trompas de Falopio, el ano, la uretra o los ojos. Aunque es muy frecuente muchas personas infectadas no saben que la transportan pues no han tenido síntomas nunca.

La clamidia es mucho más común en las personas que:

  • Tienen más de un compañero/a sexual.
  • En las personas cuyos compañeros/as sexuales tienen más de un compañero/a de relaciones sexual.
  • No usan condones
  • Son menores de 25 años.

Cómo se transmite
Se transmite al tener relaciones sexuales sin protección por vía vaginal, anal y oral. Además puede pasarse al ojo con una parte del cuerpo que contacta con secreciones infectadas. También puede pasarse al feto durante el parto. No se puede transmitir al besar o compartir ropa, en asientos de WC, sábanas, picaportes, piscinas, etc.

Los síntomas de la clamidia
Un 70% por ciento de las mujeres infectadas no tiene ningún síntoma, si existen normalmente aparecen en 1-3 semanas después la infección.

Los síntomas pueden ser:

  • Sangrado entre períodos.
  • Sangrado vaginal después de tener practicas sexo.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolores abdominales.
  • Fiebre.
  • Sensación de ardor al orinar y de orinar con más frecuencia que lo habitual.
  • Secreción vaginal.
  • Dolor, picor, sangrado y/o secreción de mucosidad del recto si la infección es rectal.
  • Enrojecimiento, picazón y/o secreciones cuando es de los ojos. 

Son muy similares a los síntomas de la gonorrea, otro tipo de ETS.

Diagnostico de clamidiasis
Se realiza tomándote una muestra de orina o haciéndo un examen pélvico y una prueba de clamidia en el cuello uterino. Es importante hacerse el diagnóstico diferencial entre gonorrea y clamidia, pues ambas tienen síntomas muy similares, aunque origen heterogéneo por lo que cada una requiere un tratamiento diferente.

Tratamiento
La clamidiasis es fácil de tratar y curar, sobre todo si el tratamiento es temprano. Se trata administrando antibióticos a ambos compañeros de relaciones sexuales, y se han de tomar todas las dosis, aun los síntomas desaparezcan, porque la infección todavía puede estar en el cuerpo.

Lo primero es dejar de tener relaciones sexuales. Luego puedes hacerte la prueba y recibir tratamiento en centros de salud, nuestra clínica, hospitales y Centros de planificación familiar.

Si tienes menos de 25 años y has tenido relaciones sexuales has de hacerte la prueba para la clamidia al menos una vez al año, o incluso más frecuente si tienes más que un compañero sexual o has tenido clamidia o otro tipo de ETS antes.

Si no se trata
Si la clamidia no se trata, puede causar problemas serios de salud. La infección que normalmente empieza en el cuello uterino, si no se trata, puede extenderse a las trompas de Falopio y los ovarios y causar Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EPI). La EPI puede causar infertilidad o embarazos ectópicos que son incompatibles con la vida del embrión.

Los únicos métodos anticonceptivos que ayudan a la protección contra la clamidia son los condones de latex y poliuretano masculinos y femeninos.

© copyright 2018 Clínica Guadiana. Todos los contenidos.

Diseño ©  2018 entrar.com Design & Hosting
|
|
|
|
|